INESTABLE

Necesitamos ser infelices. Necesitamos la inestabilidad y el desequilibrio. Vivimos nuestra vida persiguiendo un futuro dibujado años atrás. Perseguimos una felicidad que se basa en conseguir que todo goce de una controlada, transparente y dulce estabilidad. Pero, cuando la alcanzamos, nos damos cuenta de que no es tan perfecta como la imaginábamos en nuestra cabeza. Ni tan excitante. Ni tan intensa. Ni tan especial. Lo tenemos todo y continuamente sentimos que nos falta algo más. Nuestro planteamiento de vida, entonces, se desquebraja.

Nos equivocamos. Porque no es del trabajo fijo de ocho horas de lo que respiramos. No es del cariño constante y desinteresado de nuestra pareja. No vivimos de ese equilibrio necesario entre las entradas y las salidas de dinero en nuestra cuenta corriente. Lo que nos hace levantar de la cama es lo que no hemos conseguido a día de hoy. Lo que nos mantiene en pie es la voluntad de buscar una ecuación que nos sostenga. Es esa sensación de estar luchando para ganarnos la vida haciendo lo que nos gusta. Por aprobar los febreros y los marzos sin tener que pasar por las recuperaciones de abril. Lo que nos hace caminar es la sensación de no saber dónde coño estamos. Corremos por miedo a que el tiempo pase y no hayamos llegado a ninguna parte.

photo-1423439793616-f2aa4356b37e

Necesitamos una realidad inestable. Las emociones más fuertes también lo son. Como las partes duras de la peli. Las despedidas. Los capítulos que se terminan. Esos que escuecen a rabiar y dejan cicatriz. Los que no se curan con alcohol. Ni con otros clavos. Ni siquiera con segundas oportunidades. Necesitamos esas discusiones que acaban en un polvo salvaje. Sí. Y llorar a veces. Reírnos a menudo. Viajar. Emborracharnos de todas las cosas que nos dijeron que no debíamos intentar hacer porque no se podían. Todos buscamos ser algo que tenga sentido. Necesitamos no encontrarlo. Perderlo. Volver a buscarlo.

Cambiar. Aunque sea tan solo un defecto. Una actitud. Un hábito. Una familia. Un país.

Necesitamos ese desequilibrio. Aunque sólo signifique escaparse de clase para ir a la playa. Aunque sólo sea tomar la línea 5 para volver a casa sin hacer trasbordo en su maldita puerta. Necesitamos hacer alguna vez cosas diferentes. Pasar del entretenimiento constante y fácil que nos da GHVip. Tragar techo. Que nos desmonten las ideas. Reconstruirnos. Volver al partido. Vivir por ella. Por todos  nuestros compañeros. Y por nosotros primero. Sobre todo, por nosotros primero.

UJO0jYLtRte4qpyA37Xu_9X6A7388

Sin embargo, estamos condicionados para rechazar el cambio. Nos asusta quedarnos solos. Perder a la persona que nos quiere como no hemos sabido querernos nosotros. Nos asusta cambiar de gobierno, salir de nuestra zona de confort, abandonar el pasado. Irnos lejos. Nos da miedo incluso cambiar de móvil. Que nos quiten nuestro programa favorito. Pedir pizza de una pizzería diferente a la de siempre.

Yo no soy distinto.

Nos han educado así. Al final, nos dan lo que deseamos y nos enseñan a no desear lo que no nos pueden dar. Apenas podemos actuar de otro modo que como debemos actuar. Estamos a gusto, estamos a salvo, cada vez enfermamos menos y morimos más tarde. Vivimos más. O tal vez menos.

NmnKzKIyQsyGIkFjiNsb_20140717_212636-3

Quizás tardemos en darnos cuenta. No tenemos ni idea de por qué estamos aquí. Pero no estamos para conformarnos con lo que hay. Ni para aprender del manual de cómo llevar una vida normal. Porque las mañanas en las que nos levantamos preguntándonos cómo arreglar los destrozos de unos meses de mierda, son las mañanas en las que nos levantamos más jodidamente vivos.

Es así. Respiramos de la inestabilidad. La belleza. El arte. Las ideas. Aunque nos lleven a la tumba a marchas forzadas. Hemos venido a jugar. Necesitamos pasar de lo que nos hace tener la misma vida que tuvo todo el mundo. De lo que nos condiciona día tras día para ser un perfecto punto más en la línea temporal. Ni más grueso. Ni más claro. Uno más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: